Continúa la publicidad contra el fumar

Continúa la publicidad contra el fumar

A ver… si eres fumador… ¿cuántos pitillos, puchos o cigarrillos (como le digas) te has fumado hoy? Mmm… pues ¿sabías que estás más oxidado que ayer?

Si, así es, te estás oxidando amigo, como le pasa al hierro que no tiene protección y que dejamos a la intemperie. Pero no te hagas problema que por el momento no te vas a poner rojo como el óxido.

Lo que sucede es que unos investigadores médicos han hecho pruebas que muestran que cuando uno tiene la costumbre de fumar, las toxinas que contiene un cigarrillo promedio afectan la conformación de nuestros músculos, y por ende, producen un determinado deterioro en las fibras del mismo (semejante a la oxidación que se produce en un metal).

Lo que no se había estudiado hasta ahora es la “oxidación de las proteínas de las fibras de los músculos”, lo cual ayuda a entender los problemas que se relacionan con las fallas respiratorias, en los fumadores.

Uno de las reacciones comunes de la “oxidación muscular” es la inflamación de los músculos, que producen dolor o un malestar continuo en los miembros inferiores.

Pues bien, si no fumas… este es un nuevo punto para que no empieces ahora, y si ya estás fumando… ¿quién soy yo para decirte qué hacer? 😉

Sé el primero en comentar en "Continúa la publicidad contra el fumar"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*