Cuando la edad se empieza a notar y molesta

A medida que los años pasan, señales imperceptibles de su devenir se instalan en nuestro cuerpo. Casi ni se notan. Aparecen sin permiso y una buena mañana descubrimos el camino sinuoso de una arruga o el resplandor de una cana en la imagen que el espejo nos devuelve.

En la actualidad, la ciencia de la longevidad ha progresado mucho. Los médicos han logrado diseñar un mapa de los efectos de la edad en los distintos sistemas de nuestro organismo lo que permite hacer un pronóstico del futuro de nuestro cuerpo. Por lo tanto, desde los pelos de su cabeza hasta las uñas de sus pies, usted puede prever no sólo los cambios biológicos propios de cada década de la adultez sino también ponerse en acción para minimizarlos o borrarlos por completo.

Por supuesto, muchos de los efectos que se creían  inevitables por el paso del tiempo hoy se pueden mejorar mediante una mejor nutrición, inyeciones de hormonas o terapia de genes. Por otra parte, si usted percibe ciertos cambios relacionados con la edad que tarde o temprano aparecen en la vida, sepa que se deben a una variedad de factores. Entre ellos están:

Genéticos
Algunos aspectos del envejecimiento parecen estar programados por los genes; se sabe, por ejemplo, que los gemelos envejecen según patrones similares. Pero la herencia a veces es un hecho imprevisible. Usted puede arrugarse menos y más tarde que su madre, simplemente por exponerse al sol con protección solar.

Hábitos personales
Mientras que los cigarrillos y el excesivo alcohol aumentan notablemente los riesgos de enfermedades tales como el cáncer de pulmón y la hipertensión, también pueden acelerar la embestida del envejecimiento. Por ejemplo, los huesos de las mujeres comienzan a debilitarse a partir de los 35 años de edad, pero si usted fuma mucho, este proceso comenzará antes de tiempo y ocurrirá más rápido.

Ejercicios y dieta
Cuanto mayor sea el tiempo que usted dedique a realizar una actividad física y siga una dieta pobre en grasas y alta en vitaminas y minerales, mejores serán sus probabilidades de retardar el debilitamiento de los huesos, la formación de coágulos en las arterias y el endurecimiento de las articulaciones. Las evidencias también demuestran que nunca es tarde para cambiar los hábitos de vida. Usted puede reparar o hasta revertir los daños provocados por una vida sedentaria o una alimentación deficiente poniéndose en movimiento o adoptando una dieta sana desde ahora mismo.

Acontecimientos de la vida
Años de distrés psicológico (tales como prolongados conflictos conyugales o de sobrecarga de trabajo) pueden aumentar su predisposición a padecer los factores de envejecimiento.
A continuación, los principales cambios físicos que ocurren durante las décadas de la adultez (los treintas, cuarentas, cincuentas y sesentas), más una serie de tácticas para ayudar a optimizar su horario personal de la edad.

Sé el primero en comentar en "Cuando la edad se empieza a notar y molesta"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*