Las vacunas, aliadas de la salud

Una de las formas más simples de prevenir enfermedades son las vacunas que tienen una doble ventaja: la de proteger al individuo y la de limitar la propagación de las infecciones.

Los virus son parásitos intracelulares que se adueñan de las células programándolas para que se reproduzcan e infecten al organismo, por lo tanto la intención de los que combaten a los virus debe ser la de tratar de destruir al virus sin lesionar a su portador.

vacunas 2018 importancia

Como los antibióticos sólo sirven para combatir a las bacterias, la defensa más eficaz contra los virus son las vacunas. Por lo tanto, cuando una persona toma un antibiótico porque piensa que se va a curar la gripe está cometiendo un grave error pues ésta infección está causada por un virus.

Tiene que quedar claro que ante cualquier síntoma de gripe u otra enfermedad se debe consultar al médico ya que la automedicación sólo puede producir efectos contraproducentes. Algunas características de un virus o de una enfermedad viral pueden complicar la creación de una vacuna eficaz. Sin embargo, los científicos ya desarrollaron varios tipos de vacunas que, a lo largo del tiempo, han atenuado algunas enfermedades y han destruido a otras. Las vacunas pueden ser de:

– VIRUS MUERTOS: las preparadas a partir de viriones completos que estimulan el desarrollo de los anticuerpos dando cierto grado de resistencia al organismo. Para algunas enfermedades, las vacunas de virus muerto son las únicas herramientas para combatirla.

– VIRUS VIVOS ATENUADOS: se prepara a partir de microorganismos o virus vivos cultivados bajo condiciones adversas, lo que hace que pierdan su virulencia pero conserven su capacidad para inducir inmunidad en las personas que la reciben.

– SUBUNIDADES: mediante la desintegración del virión se están obteniendo componentes subvirales para incluir en la vacuna sólo los componentes virales necesarios para estimular la producción del anticuerpo protector. Esta técnica, aplicada con mejores procedimientos de purificación, puede eliminar las proteínas no virales y reducir la posibilidad de reacciones adversas en la persona vacunada.

Sé el primero en comentar en "Las vacunas, aliadas de la salud"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*